«Los sueños tienen que cumplirse»

Os voy a contar cómo surgió la historia de “Un sueño posible”. Fue una noche de verano, de vuelta a casa de un viaje. Estaba recuperándome de un operación, y entre la oscuridad de la noche y, la música de fondo( la música, es algo imprescindible en mi vida). Gracias a esos elementos, se me encendió la bombilla y me dije a mí mismo: ¡Ya lo tengo!. Y así fue cómo nació esta historia .
Al día siguiente empecé a escribirla. Quería escribir una historia que relatara mi vida, pero no quería la típica biografía con datos y más datos.¡ Eso es un coñazo! Así que, decidí novelarla. Lo curioso, es que ya tenía el título, los personajes secundarios y el final. Solo me faltaba el personaje que diera vida a mi yo novelado y el desarrollo. Al cabo de unos días, ya tenía el nombre del personaje: decidí que se llamaría Alex. Cuando ya tuve todo lo que necesitaba, era hora de emprender este viaje.
Escribir la vida de Alex ha sido fácil y difícil a parte iguales. Ha sido fácil porque es mi historia y ya conozco ese terreno, pero, ha sido difícil porque quería que todo tuviera un orden y sentido. Un sueño posible se va convertir en una montaña rusa de emociones de la que no vas a bajar.
Escribir esta novela, me ha servido para dejar atrás algunos malos momentos de mi vida. Desde operaciones, caídas…. Y también para recordar momentos. Como cuando conocí a Noelia, o a Antonio,
Todos los personajes que os vais a encontrar en la novela, son reales. Todos menos Jorge, el cual está inspirado en un enfermero, que se quedaba conmigo todas las noches en la UCI. Jorge, se podría decir que es la otra mitad de Noelia, debido a que tienen muchas cosas en común.
Terminar la primera parte de esta aventura que acaba de comenzar ha sido un regalo. Crear a Alex, ha sido un proceso maravilloso, que sin duda volvería a repetir mil veces.
Pero no lo habría logrado si no hubiera tenido el apoyo de todos los que estáis aquí . Ahora esta historia no es solo mía, sino que también es vuestra. Espero que la disfrutéis tanto como yo al escribirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *